Ediciones del lunar

 

Principal
Distribución
Col. Inv. surrealistas
Col. del nagual
Col. del sillón de orejas
Col. Heterohistorias
Col. Universitas

 

 

Autor: W. Wundt
ISBN:
84-95331-02-0
PVP:   871
96 pp.

 

 Wundt describe los principales fenómenos hipnóticos analizando sus explicaciones fisiológicas y psicológicas; para finalizar desacredita parte de los trabajos experimentales sobre la hipnosis advirtiendo además de su peligro para la moralidad y la salud.

Fragmento del texto:
  En el suplemento científico de uno de nuestros periódicos más estimados se publicó hace algún tiempo un artículo sobre “las sociedades de psicología” que podía considerarse como un llamamiento dirigido al círculo más extenso del público instruido. Estaba destinado a abrir el camino en un dominio cuya explotación, según la opinión del autor, no había sido perseguido hasta entonces por la actividad colectiva, y a invitar a todos los investigadores a repartirse la tarea. La misión de esas sociedades de psicología había de consistir –así al menos se nos enseñaba– en el cultivo de las llamadas “ciencias ocultas, esas hijas bastardas de la ciencia oficial”. Comprendíanse bajo esta denominación todos los fenómenos que se salen del curso ordinario de la vida psíquica, y en primer lugar el hipnotismo del cual nació la “psicología experimental”. Todo lo que se clasifica en esta categoría, como la psicofísica, decían, “se dirige al fin sólo de toma indirecta”. El hipnotismo fue el primero en hacer posible el “someter artificialmente a un sujeto viviente a diferentes condiciones que implican al ser entero” y tan sólo así permitía “la aplicación directa de la experiencia a los hechos psíquicos”. Por tanto relegar el hipnotismo al gabinete de consulta del médico es ignorar totalmente su verdadera significación. Debe introducirse en el gabinete de estudio del psicólogo y ante todo en “el laboratorio de las sociedades de psicología”. Se obtendría de este modo una ventaja inmensa pues no se necesitaría más que “una suma relativamente mínima de conocimientos especiales”, permitiendo incursiones a un dominio más rico en conocimientos inesperados. Otras partes de las ciencias ocultas como la transmisión del pensamiento, el odismo, el mesmerismo o el mediumnismo están todavía en tinieblas y exigen una comprobación escrupulosa, por una parte se prestan menos a un estudio psicológico porque están más relacionadas con la física, y por otra porque es deseable que previamente se delimite el campo de acción ya demasiado amplio de la nueva “psicología experimental”.
 
Pero otro colaborador del mismo periódico, que dio su opinión en uno de los números siguientes, no está de acuerdo sobre la delimitación recomendada por el autor del llamamiento. Decía que las líneas de demarcación eran arbitrarias, por ello desde el punto de vista práctico sería oportuno “poner en juego todos los resortes”, particularmente en el caso del hipnotismo. Su mismo desarrollo histórico se refería al conjunto de las otras ciencias ocultas, ante todo al mesmerismo y al sonambulismo. Así pues “las sociedades de psicología experimental” no debían borrar de su programa ninguna de estas investigaciones sino ocuparse tanto de una como de la otra.

 

 

 


Copyright © Ediciones del lunar
Cruz de la Magdalena, 8
23004 Jaén, España
Ultima actualización: 23-mar-2007